Después de muchos años volvimos a ver a los “Shacaperos” de Levanto, con su danza ya casi perdida, doble satisfacción esta vez, ya que los danzantes son muy jóvenes, esto garantiza su permanencia en el tiempo