La Plaza luego de la lluvia